Archivos mensuales: abril 2017

Los 6 beneficios de la pintura para personas con 50+ años

Los beneficios de la pintura artística son lo suficientemente relevantes, como para que se tengan en cuenta a la hora de buscar un hobby para el tiempo libre.

Si eres un timemillionaire o prejubilado y quieres dedicar parte de tu tiempo  libre a alguna actividad enriquecedora, la pintura, sin lugar a dudas es una excelente opción.

Beneficios de la pintura: Foto de Alice Achterhof | Unsplash
Beneficios de la pintura: Foto de Alice Achterhof | Unsplash

Las principales ventajas que te aportará son:

1.- Mejora de la calidad de vida por beneficios para el cerebro

Tu calidad de vida aumentará sobre todo por los beneficios  de la pintura tiene para el cerebro.

Ayuda en la prevención de enfermedades como el Alzheimer o la demencia senil. Gracias a la estimulación cerebral, tanto el hemisferio lógico como el creativo se ven beneficiados.

Nos proporcionará bienestar psíquico, gracias a la concentración que se logra mientras se hace la actividad. Dejarás a un lado los problemas que te rodean.

Esta concentración que se logra, también hace que la pintura sea una actividad ideal para personas nerviosas.

La sensación de logro, cuando vamos viendo el resultado de nuestro trabajo, es también otro factor de satisfacción personal.

Cerebro. Foto de John Hain | Pixabay
Cerebro. Foto de John Hain | Pixabay

2.-  Mejora la concentración

Relacionado con la mejora de la calidad de vida pero de forma particular, está la mejora de la concentración.

El poder estar pintando y absorto en cómo lograr los efectos que estemos buscando en el cuadro, es un ejercicio de concentración. El hacerlo con regularidad, nos ayudará a lograr lo que ahora está de moda, el mindfulness y centrarnos en todo momento en lo que hacemos dejando el resto de estímulos o preocupaciones que nos rodean a un lado.

Es por tanto la pintura, una forma de meditación más acorde a nuestras costumbres occidentales.

3.- Mejora de la autoestima

El ver cómo acabamos finalmente un cuadro,  tras esfuerzos por lograr lo que buscamos plasmar, es una satisfacción en sí.

Además, un cuadro es una obra material, que podemos colgar en alguna estancia de nuestra casa y servirnos de refuerzo para ver lo que somos capaces de hacer.

En muchos casos y cuando vayamos adquiriendo mejores técnicas y expresión artística, nuestros cuadros serán también objeto de admiración por familiares y amigos. Esto fomentará también nuestra autoestima.

4.-Mejora nuestras relaciones sociales

Si optamos por empezar aprendiendo en alguna escuela o taller de pintura, nos servirá de relación con otras personas que comparten inquietudes.

Nos servirá también para ayudarnos mutuamente en cómo progresar en el aprendizaje de las técnicas de pintura y en perseverar en la afición.

Además, acudir a un taller de pintura, nos facilita el disponer de un espacio para los materiales y  los lienzos en los que estemos trabajando.

Mezcla de colores. Foto de Mike Petrucci | Unsplash
Mezcla de colores. Foto de Mike Petrucci | Unsplash

5.- Mejorará nuestra motricidad

La actividad intrínseca de pintar que es muy moderada pero suficiente para no estar parados es beneficiosa en sí. Además si acudimos a un taller o escuela de pintura, la simple rutina de salir de casa y desplazarnos hasta el lugar donde esté, es bueno para nuestra salud.

6.- Es un hobby compatible con tus compromisos de ahorro

La pintura no es un hobby caro. Es una actividad compatible con tu seguridad financiera ahora que buscas garantizar tus ahorros para el futuro.

Las clases puedes conseguirlas a muy buen precio, en cursos de centros sociales de tu población.

Necesitarás comprar pinceles, pinturas, lienzos, paleta de mezclas, diluyentes.  Que no son excesivamente caros.

Además, si logras hacer buenas obras de arte, podrías llegar a  rentabilizarlas con su venta.