Archivo de la etiqueta: idiomas

Cursos para mayores cuando el tiempo libre es tu aliado

¿Son los cursos para mayores una buena alternativa de ocupación del tiempo libre? ¿Tiene sentido para personas a partir de los 50 años, volver a las aulas? Seguramente para muchas personas senior o prejubiladas, la sola idea de tener que ponerse delante de un libro de texto, asusta. O la idea de asistir a clase de forma obligatoria, puede ser desalentadora. Sin embargo, los cursos para mayores suelen tener un componente lúdico y  de disfrute de aprender, que no tienen nada que ver con nuestra experiencia en la escuela de jóvenes o en la universidad. El hacer estos cursos, por el puro placer de aprender sin más obligación que la que uno se impone porque se disfruta asistiendo a clase, es todo lo que conlleva hacerlos.

La educación entendida como aprendizaje continuo es uno de los pilares de la calidad de vida. No podemos aspirar a mejorar nuestra vida sin este aprendizaje, sin descubrir nuevas cosas que estimulan nuestro cerebro y nos impulsa el seguir explorando.

Por otro lado, estos cursos suelen ser económicos y salvo algunos que se imparten en universidades privadas, no suponen en líneas generales un gasto mucho mayor que el que se emplea en ir al gimnasio o actividades similares.  Siempre hay la oportunidad de acceder a cursos o conferencias gratuitas. O asistir a cursos organizados por los ayuntamientos, con tarifas muy económicas y que no comprometan nuestro ahorro.

Cursos para mayores de 50 | Foto Pixabay
Cursos para mayores de 50 | Foto Pixabay

Muchos prejubilados ocupan su tiempo en completar enseñanzas regladas que dejaron sin acabar

La prejubilación en edades entre los 50 y los 65 años, es una edad excelente para retomar estudios que se tenían aparcados por falta de tiempo.

En especial entre prejubilados con formación universitaria, suele darse el caso de que una vez prejubilados, vuelven a las aulas para acabar doctorados que dejaron pendientes o se deciden a realizar cursos de especialización o masters del área de su formación.

Realizar estudios universitarios reglados, no suele ser la mejor opción en cuanto que requiere un esfuerzo importante y se accede en igualdad de condiciones que estudiantes más jóvenes habituados a unos ritmos de estudio y presión académica elevados. Pero desde luego las personas que se deciden por esta vía, tienen a su favor de que lo hacen por puro placer e interés personal y  sin que, en general, su meta sea la calificación a obtener.

También hay quien asiste a cursos para adultos que en su momento no obtuvieron los títulos de formación básica como la ESO o Bachillerato o los equivalentes en su momento.  Nunca es tarde para poder retomar este tipo de deudas formativas con nuestro pasado.

Vuelta a clase a los 50 | Foto Pixabay
Vuelta a clase a los 50 | Foto Pixabay

Los cursos para mayores son una opción más relajada

Los cursos para mayores, que se imparten en muchos centros universitarios, suelen tener un componente lúdico, que los hacen más apropiados para las personas mayores de 50 años. Más que la necesidad de cubrir un temario reglado y evaluar los conocimientos adquiridos por los alumnos, en estos cursos,  el simple placer de aprender es el único objetivo.

Suelen estructurarse en ciclos de cuatro a cinco años, en los que se imparten materias de humanidades y en menor frecuencia, de ciencias. Se complementan con actividades como viajes, visitas culturales o conferencias.

Y aprender disfrutando, con las conferencias de personal docente de primera categoría, hace que la asistencia a estas clases sea un aliciente.

Atrévete a estudiar o aprender de materias que no tengan que ver con tu formación

 Este es otro de los alicientes de los cursos para mayores. Ya no se necesita realizar estudios para mejorar el curriculum o para complementar lagunas en nuestra formación académica.

Si por ejemplo queremos aprender idiomas a partir de los 50  no tenemos que pensar en aprender los que más se demandan en el mundo laboral.  Podemos plantearnos aprender cualquier otro idioma que nos atraiga por los motivos personales que sean. Nadie nos va a poner en cuestión la finalidad de realizar dichos estudios.

Además en esta etapa de la vida y en las condiciones de disponer de abundante tiempo libre, el aprender nuevas cosas por el puro placer de adentrarse en algún tema que nos llamen la atención, es algo maravilloso y que además nos puede llenar de satisfacción.

¿Por qué no hacer un curso de cocina por ejemplo? O estudiar filosofía pura aunque tengamos una formación científica. El adentrarnos en materias que no tienen nada que ver con nuestra trayectoria, es siempre una forma de enriquecernos y rejuvenecernos al dejar a un lado nuestra experiencia. Es como los niños cuando descubren algo nuevo y hacen de ello su mundo hasta que lo tienen asimilado.

Cómo estudiar a partir de los 50 años

Una de las decisiones que deberemos tomar es el nivel de compromiso que queremos tomar con los estudios que realicemos.

Partiendo de  las enseñanzas regladas, que están reguladas por ley, a estudios no reglados, en centros que expiden un certificado de los estudios realizados, bien sea de capacitación profesional o estudios superiores, que precisan de tener bachillerato o COU. Y pasando por cursos que se pueden hacer en oferta masiva por internet (MOOC)  o en centros o universidades que realizan ciclos de conferencias dirigidos a mayores, la oferta es amplia.

Las distintas modalidades que podemos elegir, en general conlleva un compromiso de dedicación de tiempo. Desde la propia asistencia a las charlas, en el caso de cursos presenciales a la lectura de los contenidos que se publican en el caso de los MOOC, debemos asegurar que encontraremos el hueco para hacerlo sin problemas.

Otro aspecto a considerar es el precio de los cursos.  Si optamos por realizar estudios que se extienden a lo largo del año, con sesiones presenciales, lo normal es que lleven acarreado un coste que debemos estar dispuestos a afrontar.  Esto hace que debemos tener claro de antemano nuestra disponibilidad y nuestro compromiso para seguir el ritmo del curso, porque si lo abandonamos nos sentiremos doblemente frustrados. Primero por no haber culminado lo que nos habíamos propuesto y luego por el dinero perdido.

Lo mismo nos ha de servir de ejemplo para los cursos gratuitos. Ciertamente en estos cursos no hay problema en si por los motivos que sean optamos por abandonarlos, pero no nos sentiremos a gusto con nosotros mismos si se convierte en práctica habitual. Al final nos invadirá una sensación de incapacidad para hacer lo que nos proponemos.

¿Dónde estudiar enseñanzas no regladas?

Si nos decantamos por  adentrarnos en el estudio de enseñanzas no regladas, esto es, estudios que no conllevan la obtención de un título oficial, como pueden ser los expedidos por las titulaciones de grado o master de las universidades, ¿qué otras opciones tenemos?

Algunos ejemplos de cursos interesantes para mayores de 50 años

En este apartado, comentamos algunos ejemplos de cursos que podrían resultar de interés, para personas de 50 o más años y con tiempo libre.

Cursos de teatro

¿Qué tal un curso de teatro? Si, se trata de aprender a conocer la capacidad plástica de uno mismo, que es la capacidad que tiene nuestro cerebro para afrontar el cambio, el teatro es ideal.  Para las personas de 50 o más años, el teatro supone el aprender a soltar rigidez y ser libre para expresar sensaciones ante uno mismo y los demás.

Clase de teatro. Foto de Engin Akyurt | Pizabay
Clase de teatro. Foto de Engin Akyurt | Pizabay

Cursos de idiomas para adultos en el extranjero

Esta modalidad de cursos, es una opción excelente para combinar viajes y formación.  Por un lado nos dará la oportunidad de conocer algún lugar del extranjero más allá de visitarlo como simple turista. Por otro, al ser cursos pensados para adultos, podremos sentirnos más cómodos con el resto de nuestros compañeros. Podremos además, socializar con personas de otros países también.

También hay cursos de idiomas en el extranjero que combinan el aprendizaje de la lengua con experiencias culturales, lo cual supone además una forma más entretenida que la mera asistencia a clase.

Curso para mayores de Psicología y terapéutica equina

¿Por qué no aprender más sobre los caballos? Tanto si tenemos acceso a interactuar con ellos como si simplemente nos atrae la materia, es otro de los cursos curiosos que podemos encontrar en la oferta formativa de cursos para mayores de alguna universidad.

En este curso para mayores, se puede aprender desde la anatomía y  fisiología básica de los caballos hasta sus comportamientos y forma de gestionarlos.

Cursos para mayores de las universidades

Las universidades públicas también organizan cursos para mayores.  Por ejemplo la Universidad Complutense de Madrid, tiene cursos desde septiembre a junio, de dos días a la semana por la tarde con 150 horas lectivas por curso.

Se tratan temas de historia, literatura, antropología, filosofía, artes escénicas, y temas de actualidad. Estos cursos están complementados con viajes, conferencias visitas culturales o asistencia a sesiones teatrales.

Otras universidades como la Autónoma de Madrid, incluyen también materias de ciencias como son Física y Química o Astronomía en niveles divulgativos.

Las universidades privadas también cuentan con ciclos formativos de cursos para mayores, en los que igualmente se proporciona un diploma de participación al acabar los mismos.

También, además de las materias básicas de humanidades o ciencias impartidas por catedráticos o profesores de los centros, se organizan en paralelo otras actividades. Por ejemplo visitas culturales, cursos de pintura o incluso actividades de voluntariado.

También es posible en algunas universidades, asistir a clases en la modalidad de oyente.

Cursos para mayores de ayuntamientos y comunidades autónomas

También los ayuntamientos, en especial los de las poblaciones con mayor tamaño, sueles ofertar cursos para mayores.

En este caso los cursos para mayores, suelen ser mucho más generalistas. Y de contenido menos profundo que el que ofrece las universidades. Así podemos encontrar cursos de bailes de salón, fotografía digital, pintura, informática general, yoga, tai-chi, pilates, idiomas y un sin fin de materias muy diversas