Archivo de la etiqueta: salud

Las 6 claves para tu calidad de vida y bienestar físico

Calidad de vida y bienestar físico están íntimamente relacionados. Entender qué factores tenemos que vigilar para que no se deteriore nuestra salud y bienestar físico es fundamental para no dejar en el olvido ninguno de estas consideraciones.

Si por desgracia, y como puede ser habitual en personas de 50+ años, tenemos algún problema con nuestra condición física, lo importante es que podamos aliviar sus efectos o la frecuencia con la que aparecen.

El entorno social y condiciones económicas del lugar donde vivamos, también será determinante para poder trabajar nuestro bienestar físico sin comprometer nuestro ahorro.

Finalmente, una buena gestión del tiempo libre encaminada a trabajar nuestro bienestar físico será clave en una buena calidad de vida

Puedes ver cómo el bienestar físico no es lo único que influye en tu calidad de vida. También el bienestar emocional es importante.

Los 8 factores que influyen en tu calidad de vida y bienestar emocional

Bienestar físico sin límites Foto de komposita | Pixabay
Bienestar físico sin límites Foto de komposita | Pixabay

¿Qué entendemos por bienestar físico?

Bienestar físico hace referencia a que nuestro cuerpo no nos limite en el ejercicio de cualquier actividad que requiera de esfuerzo.

Cualquier tipo de dolencia, o sin ella, de estado físico que nos ponga límites, de alguna forma es contraproducente para el bienestar físico.

El bienestar físico, se hereda o nos viene dado en gran parte por nuestra genética. Pero hay otro componente importante relacionado con nuestro entorno socio económico y nuestra propia voluntad en mejorarlo.

Como timemillionaires que somos con tiempo libre para lo que deseemos hacer, deberemos dedicar una parte de ese tiempo a cuidar nuestra condición física.

¿Podemos medir el bienestar físico?

Se dice que para mejorar algo es necesario primero, medirlo. Sólo así podremos tomar decisiones que lo mejoren.

Primero, tendremos que tener una referencia de los indicadores más habituales que se utilizan para esta valoración de nuestra calidad de vida y bienestar físico

¿Cuáles son los indicadores de nuestro bienestar físico?

1.- Tener problemas de sueño.

2.- Tener  hábitos de alimentación saludables.

3.- Cuando los problemas de salud, suponen tener dolor y malestar.

4.-Tener un buen aseo personal.

5.- Tener un estado de salud que te  permite llevar una actividad normal.

6.-Acceso a recursos sanitarios y seguimiento de prescripciones

 

¿Cómo medimos cada uno  de estos indicadores?

La medida no deja de ser algo subjetivo y relativo. Se usan en las encuestas cuatro clasificadores:

Siempre o casi siempre

Frecuentemente

Algunas veces

Nunca o casi nunca

Lo interesante de calificar cada uno de los apartados será el poder determinar cómo mejorarlos, de ser posible.

¿Podemos hacer algo para mejorarlos?

Una vez que los hemos medido, de forma subjetiva y en un momento determinado del tiempo que puede influir nuestra valoración, podemos dejarlo todo tal cual está, siguiendo con nuestras costumbres o intentar cambiar algo.

Lo mejor para el cambio es empezar a hacer algo distinto.

Proponerse metas realistas y alcanzables es también importante. No pretendamos cambiar radicalmente nuestra condición física de la noche a la mañana.

1.-Tener problemas de sueño afecta a nuestro bienestar físico

Calidad de vida y bienestar físico están muy relacionados con la calidad de nuestro sueño. Sólo tenemos que ver que en períodos donde estamos más relajados, como las vacaciones, es habitual sentirse mejor, entre otras cosas porque dormimos también mejor.

Dormir bien para nuestro bienestar físico. Foto de PublicDomainPictures | Pixabay
Dormir bien para nuestro bienestar físico. Foto de PublicDomainPictures | Pixabay

El sueño y los factores que influyen en el mismo es un tema complejo. Podríamos extendernos largamente sobre el tema.

En contra de las personas con 50+ años interviene la estadística. Son las personas de mediana edad las que muestran menores registros de horas de sueño.

En las horas de sueño, influyen también los hábitos culturales, porque en los países donde se tiende a acostarse más tarde, las horas de sueño son menores.  Por tanto en España tenemos también en nuestra contra estas costumbres culturales.

Evitar ruidos, comidas copiosas antes de acostarse o estar viendo pantallas electrónicas son factores que afectan a nuestra calidad del sueño. Deberemos por tanto evitarlos.

2.-Tener hábitos de alimentación saludable

La alimentación saludable es algo que está de moda. Empujados por el mercado que detecta y dinamiza este interés, lo saludable se impone.

No es sólo una tendencia pasajera. Lo cierto es que es difícil, solo apto para cuerpos agraciados, el disociar el bienestar físico de una buena alimentación.

Pero ¿qué se entiende por alimentación saludable? Sobre este tema, también podríamos encontrar opiniones diversas.  Muchas de estas visiones sobre alimentación saludable, se basan en la exclusión de algún alimento o grupo de alimentos.  Sin entrar en discusiones al respecto, la opinión más frecuente, sostenida por numerosos endocrinos, es que en general es recomendable comer de todo.  Comer de todo, manteniendo unas proporciones que favorezcan la ingesta de hidratos de carbono como pan, arroz, legumbre y de  fruta y verduras frente a carnes y alimentos procesados.

Otra clave de la alimentación saludable es la relacionada con la cantidad que comemos. Debemos adaptar estas cantidades a lo que quemamos con la actividad diaria. Y un indicador clave de que lo estamos haciendo bien es el control del peso.

Si quieres ver en este blog una receta saludable, mira esta receta de bacalao al ajo arriero.

Receta de bacalao al ajoarriero, simple y sencilla, para el disfrute de personas con mucho tiempo libre

3.-Cuando los problemas de salud, suponen tener dolor y malestar.

Puede que pese a hacer todos los esfuerzos por nuestra parte para cuidar nuestro bienestar físico, la desgracia se cebe con nosotros y suframos malestar y dolores derivados de alguna afección.

Sufrir con frecuencia estos problemas hace que se deteriore claramente nuestro bienestar físico.

La cuestión es si una vez que estamos con un problema de este tipo, podemos hacer algo o no.

En general lo normal es que recurramos a nuestro médico para solicitar ayuda.  El objetivo será reducir tanto la frecuencia como la intensidad de estas molestias. 

4.-Cuidar nuestro aseo personal

¿Qué tiene que ver el bienestar físico con el aseo personal? En principio parece que son asuntos distintos. Pero al igual que hemos visto con la alimentación o con el sueño, la falta de aseo personal puede ser causa de que se degrade nuestro bienestar físico.

Aseo personal por nuestro bienestar físico. Foto de efes | Pixabay
Aseo personal por nuestro bienestar físico. Foto de efes | Pixabay

Fundamentalmente es por la aparición de problemas de salud derivados de un deficiente cuidado de nuestro cuerpo. En general relacionado con este aseo personal.

Desde la aparición de gérmenes por descuido de nuestras uñas o cabello a problemas más graves por no cuidar la limpieza de nuestra boca. El aseo personal parece algo de poca importancia, pero su descuido nos puede llevar a tener problemas que afecten a nuestro estado físico.

Duchas frecuente y  cuidar la limpieza de manos, oídos, ojos pelo, uñas, nariz y boca es la base del aseo personal. 

5.-Tener un estado de salud que te permita tener una vida normal.

Este aspecto parece obvio. Sin embargo por la misma razón puede ser descuidado. Parece que es algo que nos viene dado. Si estamos bien de salud, no tenemos límites para realizar cualquier actividad.

Si por el contrario nos afligen los problemas de salud, puede que nos limiten para realizar actividades que nos gustaría realizar.

Como en todos estos apartados, se trata de ver si podemos mejorar nuestra situación actual. Si con frecuencia nos vemos limitados para llevar una vida normal, se trata de mejorar la situación y que esa frecuencia disminuya en lo posible.

Para personas con 50 o más años, los problemas de salud aparecen simplemente por la edad, Por el desgaste al que se ve sometido el cuerpo.

Como los problemas de salud, pueden ser en muchos casos irreversibles, es conveniente trabajar este apartado con una visión preventiva. No se trata de angustiarse y llevar una vida monacal. Simplemente es seguir el resto de consejos que nos pueden ayudar a tener una vida más saludable.

Con el aumento de la esperanza de vida hay que lograr que ese mayor número de años que estadísticamente viviremos, lo podamos hacer en las mejores condiciones de salud.

El poder practicar deporte lo deberemos tener en cuenta como una de las actividades que debemos integrar en nuestra vida cotidiana.  El hacerlo antes de que podamos tener limitaciones, favorecerá en general que estas limitaciones, aparezcan más tarde en nuestra vida. Si no practicas deporte, puedes elegir entre  los 7 deportes recomendados a partir de los 50 para empezar tu cambio.

Los 7 deportes recomendados a partir de los 50

6.-Acceso a recursos sanitarios y seguimiento de prescripciones

Tener acceso a los recursos sanitarios, es pieza clave para cuidar nuestro bienestar físico. En España afortunadamente no hay por lo general problema.

Sin embargo a futuro habrá que luchar para que no se degrade el sistema público de salud. Con el aumento proporcional de población mayor de 65 años, los costes de este sistema serán mayores y será necesario resolver el problema financiero que se plantea.

No sólo es importante el poder tener acceso a estos servicios de salud. También lo es el poder seguir las prescripciones médicas o poder tener acceso a las ayudas técnicas que precisemos.

Por lo general, muchas de estas ayudas técnicas pueden no estar cubiertas por los sistemas de salud. Esto hace que sea importante el ahorro y que no te veas por ejemplo en las 4 cosas que pasan cuando no ahorras para la jubilación.

4 cosas que pasan cuando no ahorras para la jubilación

 

Velar porque esto se cumpla siempre, será un punto a nuestro favor para el cuidado de nuestro bienestar físico.

Elegir un lugar para vivir donde podamos tener facilidad de acceso a estos servicios será importante conforme seamos mayores.  También lo será el que sea un lugar donde la vida sea más barata, pues eso favorecerá disponer de recursos para cuidar nuestra salud a futuro. Puedes ver en este artículo las 10 ciudades de España más baratas para vivir.

Las 10 ciudades de España más baratas para vivir