Archivo de la etiqueta: Seguridad Social

Retrasar la edad de jubilación o no jubilarse nunca

Retrasar la edad de jubilación es una de las medidas que más se escuchan,  para el sostenimiento del sistema de pensiones.

Cuando cada vez son más las personas prejubiladas o mayores de 50 años, que están en paro o no activos, ¿qué sentido tiene esta medida?

Para las personas que trabajan, el retrasar la edad de jubilación, supone que se les aleja el horizonte de poder disfrutar de su tiempo libre.

Es cierto que la esperanza de vida aumenta, con lo que el retrasar la edad de jubilación, supone que hemos tomar medidas. Para llegar a unas edades cada vez mayores y poder disfrutar de una mejor calidad de vida, tendremos que cuidar nuestra salud, nuestra economía y otros aspectos que también hay que alargar en el tiempo.

Adelantarse a esta nueva situación y evitar cosas que pueden pasar por ejemplo cuando no ahorras para la jubilación,  se hacen cada vez más necesarias.

Retrasar edad de jubilación. Foto de Vignesh Moorthy | Unsplash
Retrasar edad de jubilación. Foto de Vignesh Moorthy | Unsplash

¿Por qué retrasar la edad de jubilación si cada vez hay menos trabajo?

La razón se encuentra en los desequilibrios financieros de la Seguridad Social.

Se ingresa dinero en la Seguridad Social con una tendencia menor de lo que se gasta.

Para que las cuentas salgan, si se retrasa la edad de jubilación, la teoría es que se retrasa la necesidad de gastar dinero en pensiones a la par que se cotizará durante más años.

Como la esperanza de vida es cada vez mayor, con esta medida se contribuye al sostenimiento del sistema de pensiones.

¿De verdad aumentan los ingresos de la Seguridad Social retrasando la edad de jubilación?

Esta es una de las dudas que plantean los que están en contra, o cuestionan la medida de llevar la edad de jubilación cada vez, a una edad mayor.

Si no se oferta trabajo para las personas mayores, todavía en edad de trabajar, es dudoso que se puedan obtener mayores ingresos.

Parece que la medida va más dirigida a contener el gasto, por un retraso en la edad en que se empezará a percibir la pensión pública.

Trabajo senior con ordenador. Foto de stevepb | Pixabay
Trabajo senior con ordenador. Foto de stevepb | Pixabay

¿Aumentan los ingresos por el retraso de la edad de jubilación?

Teóricamente si cada vez nos jubilamos más tarde, estaremos más años cotizando a la Seguridad Social.

En la práctica la tendencia de las empresas a desprenderse de su personal mayor, hace que, o bien tenemos cada vez más personas paradas o no activas, en esas edades. Aunque algunos se han podido retirar del trabajo con convenios especiales con la Seguridad Social para seguir cotizando, otros no han sido tan afortunados y se encuentran en paro. Menos de la mitad de las personas en edad de trabajar con más de 55 años, están activas en España,

Por otro lado, la tendencia a destopar las cotizaciones, hace que estas personas prejubiladas que siguen cotizando por convenios especiales, a la larga contribuyan menos por estar sus percepciones congeladas.

¿Cuál es la edad de jubilación actualmente?

La edad de jubilación está aumentando progresivamente desde los 65 años a los 67 en que quedará establecida en 2027.

Puedes ver a qué edad te podrás jubilar, con la legislación vigente, pero cada vez parece menos probable que se mantenga en el tiempo, esta disposición.

Pero no hemos llegado todavía a ese año donde nos jubilaremos con 67 años y ya se oye hablar de jubilación a los 70.

Manos sucias por trabajo. Foto de Jesse Orricco | Unsplash
Manos sucias por trabajo. Foto de Jesse Orricco | Unsplash

¿Se acabó la sociedad del bienestar?

Quien mire a esta tendencia de retrasar la edad de jubilación, puede pensar que cada vez se pone más en entredicho la sociedad del bienestar.  Queda lejos la imagen de jubilación a los 65 o incluso antes, con pensiones públicas no muy alejadas del salario medio y otros beneficios sociales para disfrutar de una nueva etapa de nuestras vidas.

La tendencia es que será preciso mantenerse en activo por más años. Bien sea por retraso de la edad de jubilación o por necesidad de complementar las prestaciones recibidas.

Es otro paradigma, en el que las generaciones más jóvenes también se irán acostumbrando a un mundo cada vez más cambiante e incierto al que habrá que ir adaptándose.  

No se puede decir que se acabe la sociedad del bienestar, sino que se realizará de otra forma a la que estamos acostumbrados. Uno de los cambios, será precisamente el estar activos durante más tiempo. Quizás no con un empleo estable, pero sí mediante trabajos o economía colaborativa que llevará también a plantearse el ocio y tiempo libre de una forma diferente.

¿En qué impacta en el gasto público, el tener una mayor esperanza de vida?

No sólo el sistema de pensiones se ve afectado por el tener cada vez una mayor esperanza de vida.

También la sanidad se ve afectada. Conforme la población vive más años, aparecen nuevas enfermedades asociadas a la vejez y  se intensifica el número de enfermos. 

Es otro de los problemas que habrá que abordar junto con el de las pensiones.

El problema de las pensiones se puede aliviar elevando la edad de jubilación. Pero ¿cómo resolvemos el del gasto en sanidad?

Igualmente tendremos un problema por la precarización del empleo, puesto que no sólo disminuyen las cotizaciones a la Seguridad Social, sino los impuestos que se pagan por un empleo de menor calidad.