Archivo de la etiqueta: tiempo

Tiempo libre de un prejubilado. ¿qué hago?

¿Eres un timemillionare,  o prejubilado que dispone ahora de todo el tiempo libre para hacer lo que quieres?

Puede que sorprendentemente y a pesar de ser un timemillionaire, no te quede tiempo para hacer lo que realmente te gustaría.

El tiempo se consume en actividades que son las que realmente te gustan.

Al ser posiblemente muchas cosas las que te gustan, te vas quedando sin tiempo para otras que también te gustaría hacer.

Por otro lado tenemos los ladrones de tiempo, que nos van quitando el tiempo libre del que disponemos sin darnos cuenta.

Todo ello hace que sea esencial gestionar un recurso que no por ser abundante es infinito.

Tiempo libre de timemillionaire
Tiempo libre de timemillionaire

Si el tiempo es oro, un prejubilado es millonario

Si el tiempo es oro un prejubilado es millonario o al menos es un timemillionaire.

Saber gestionar adecuadamente este tiempo nos puede dar lo que a un verdadero millonario le da el dinero.

Esto es, la disposición de su tiempo para hacer las cosas que le gustan.

Por eso hemos de buscar que este oro que tenemos no lo malgastemos y sepamos conservarlo en nuestro beneficio.

¿Qué significa tener tiempo libre?

Tiempo libre es aquel que tenemos para disponer de él como queramos.

No es un tiempo comprometido en algo.

Por ejemplo en una actividad laboral.

Que aunque es fruto de una decisión libre,  está de algún modo vendido a cambio del dinero que percibimos.

Un timemillionaire, no precisa cumplir un horario laboral y un tiempo de desplazamiento al trabajo. Gana muchas horas que puede emplear de la forma que mejor estime.

Este tiempo que ganamos cuando no se trabaja es libre en el sentido de que tenemos un mayor grado de control y poder de decisión sobre el mismo.

Seguramente los compromisos que tengamos con familia, actividades etc, tiendan a rellenarlo.

Y  nos de la sensación de que seguimos sin tiempo para hacer todo lo que nos gustaría.

¿Tengo tiempo libre?

Tiempo libre es aquel que se tiene para hacer lo no planificado.

En la medida que nos implicamos en más actividades o compromisos, nos vamos quedando sin tiempo libre.

Es bueno que tengamos poco tiempo libre en relación al tiempo que empleamos en lo que nos gusta hacer.

Estaremos encauzando nuestro proyecto de vida en lo que nos apasiona.

Pero también hay que dejar margen a lo imprevisto, a lo no planificado, a lo que nos surge y nos llama la atención adentrarnos.

El consejo es llenar tu tiempo al máximo con las cosas que te guste hacer.

Pero tener margen para replanificar y en un momento dado dedicar nuestro tiempo a algo que nos ha salido imprevisto.

En dedicar el tiempo a un familiar o amigo que nos pide nuestra compañía, porque seguro que también forma parte del elenco de cosas que queremos hacer.

Por tanto la respuesta es que sí, que un timemillionaire tiene tiempo libre.

Y si te dice que no lo tiene, es que el plan que le propones no forma parte de sus prioridades.

No es por tanto que no se tenga tiempo libre sino que se emplea en otras cosas que nos llenan más aunque las vistamos de obligaciones que no podemos eludir.

No obstante y con una buena gestión del tiempo, al igual que lo haría un millonario con su dinero, es posible hacer que parezca que tenemos más tiempo que el que realmente tenemos de veinticuatro horas al día.

Demasiado tiempo libre

Si el problema que tienes, es que realmente te sobra tiempo para pensar qué podrías hacer, tienes un problema.

Significa que de alguna forma entras en una fase de aburrimiento y falta de motivación para hacer cosas.

Este blog pretende inspirarte a que salgas de ese estado.

No hacer nada, es imposible.

Aunque solo sea estar sentado mirando el paisaje o estar abandonado a nuestros pensamientos, ya estamos haciendo algo.

Lo importante es ser consciente y estar satisfecho con lo que hacemos.

No es mejor estar por ejemplo viajando que estar tranquilamente sentado viendo la televisión, si lo que nos llena vitalmente es lo último.

El problema se genera si lo que hacemos lo percibimos como un conflicto con nosotros mismos porque nos genera aburrimiento y de alguna forma una necesidad de salir de ese estado.

¿Cómo gestionar mi tiempo libre?

Toda gestión tiene una fase de fijación de objetivos y planificación de cómo lograrlo.

La gestión del tiempo tampoco se escapa a esto por lo que tendremos que revisar internamente cómo lo estamos haciendo.

Lo que queremos, tampoco es siempre algo que tengamos claro.

No nos planteamos muchas veces más que cubrir nuestras necesidades vitales o fisiológicas sin complicarnos más la vida.

De nuevo, si es lo que quieres, perfecto. No habrá problema.

Si buscas algo más o si quieres experimentar nuevas sensaciones aparte de las buenas que ya tienes, requiere que te pongas ello para vivir la vida.

Para ello la propuesta es hacer lo siguiente:

  • Plantéate tus metas
  • Mira cómo conseguirlas
  • Emplea tiempo en lograrlas
  • Planifica la forma en que dedicarás tiempo a lo que quieres
  • Revisa con regularidad si estás cumpliendo o no lo que te propusiste
  • Escribe todo lo anterior para dejar constancia de qué querías hacer y cómo has ido avanzando
  • Corrige aquellas acciones o intenta ver cómo superar aquellas circunstancias que te han desviado de tus metas

¿Qué hacer en mi tiempo libre?

Seguramente su tienes cincuenta años o más (50+) sea complicado que no imposible que te embarques en ciertos proyectos para los que lo adecuado sería tener unos cuantos años menos.

Si estás algo aburrido en este blog te traeremos propuestas que en un momento dado te puede picar el gusanillo de experimentarlas por ti mismo y ponerte con ellas.

Desde dedicar tu tiempo al voluntariado, o a trabajar de nuevo por ejemplo a tiempo parcial para no hipotecar de nuevo todo tu tiempo.

Pasando por pasear, correr ir al gimnasio o dedicarte al cuidado de algún familiar o persona dependiente, las propuestas son múltiples.

¿Cómo poner en valor el tiempo libre que regalo a otros?

El tiempo que regalas o dedicas a los otros sea seguramente el que más te acabe llenando.

Ponerlo en valor significa que hay que hacer ver a los demás que no es un derecho que adquieran sobre ti por el simple hecho de tener mucho.

Al igual que un millonario no va regalando su dinero a todo el que se le aparece, nuestro tiempo tiene un valor también.

El tener más tiempo no significa que se nos vea como un donante sin más problema.

Ponerlo en valor significa  que donaremos nuestro tiempo cuando queramos.

Se lo haremos ver de vez en cuando, sobre todo en los momentos en que queramos hacer otras cosas.

Nuestro entorno ha de adquirir consciencia de que no es algo que puedan disponer de nosotros libremente.

¿Qué hacer en mi tiempo libre sin dinero?

Muchas veces el problema que tenemos es que en la sociedad de consumo en que estamos, el tiempo libre supone con frecuencia el gastar dinero.

Se acabó para un prejubilado el ir al trabajo y pasar largas horas en la oficina donde lo más que gastamos es en el café de la mañana y el transporte al trabajo.

Sin embargo con tiempo libre las tentaciones para gastar son múltiples.

Desde viajar, comer en restaurantes o pasear por las calles viendo comercios que nos tientan con compras o quedar con los amigos y gastar en bares o comidas.

Sin embargo la situación típica de un timemillionaire bien sea por prejubilación o por voluntad propia, es que se encuentra con un nivel de ingresos como mínimo menor al que tenía en su etapa laboral.

El problema no es que no se tenga dinero pero sí muy posiblemente que se tenga que hacer una gestión del ocio en tiempo libre que no nos lleve a gastar todo el dinero que tenemos.

Puedes consultar las ideas sobre seguridad financiera para un prejubilado que te dará las pistas para saber cómo actuar en tu nueva situación.

Las propuestas son múltiples y parten de la base de que el secreto de la prosperidad económica está más en gastar menos que en ingresar más.

¿Qué hacer en tiempo libre y ganar dinero?

Si tu opción es ir por la vía del consumo o simplemente necesitas más ingresos para las circunstancias que tienes, puede que no te baste con las propuestas de gastar menos.

Ya no sabes de dónde reducir gastos y que te surja la necesidad de tener ingresos extra.

Ahora como timemillionaire tienes una buena oportunidad de emplear tu tiempo en la búsqueda de ingresos adicionales.

Seguramente no veas factible el volver al trabajo por las dificultades que vas a tener para encontrar empleo con más de cincuenta años.

Pero es algo que no debes descartar si necesitas realmente ingresos extra.

La descapitalización en personas con experiencia de las empresas, hace que no sea descabellado pensar en el reclutamiento de prejubilados.

Además tienes posiblemente la opción de buscar algún trabajo a tiempo parcial.

Esto hará compatible las ventajas de obtener ingresos extra sin perder las ventajas de un timemillionaire.

Otra de las opciones que tienes y que se dan con más frecuencia en otros países, es la de montar tu propio negocio.

Te permitirá por un lado obtener ingresos y compaginar con aquello que te motiva, con lo que no te va a importar dedicar tu tiempo.

Puedes consultar las distintas formas de trabajar por tu cuenta que seguramente sean las que te resulten más alineadas con tu nueva situación de timemillionare o dueño de tu tiempo.

Planifica tu tiempo libre como prejubilado

Eres un timemillionaire, estas prejubilado y dispones de tu tiempo a tu antojo.

Esto es sensacional pero la vida tiende a hacerse monótona cuando no le metemos cierta dosis de creatividad o de interés en suma por vivir, por tener nuevas experiencias.

Para no caer en la rutina, es fundamentar el planificar tu tiempo.

Y antes de nada lo primero que debes hacer es hacer una relación de todas aquellas cosas que te gustaría hacer o conocer.

Proponte hacerlas en un plazo de tiempo que veas realizable.

Si son proyectos que te van a llevar a tener que hacer otras muchas cosas adicionales, desmenuza tu sueño en las actividades elementales que tienes que hacer previamente.

No te desanimes no por la dificultad.

Ni por la falta de dinero o por cualquier otro obstáculo que veas en un primer momento.

Es posible que al final tengas razón y esos miedos o obstáculos que visualizaste desde el primer momento se te presenten en el camino y te hagan abandonar tu sueño.

Pero te habrás llevado el emplear tu tiempo en algo que te gustaba y por el camino habrás aprendido cosas y disfrutado de haberlo intentado.

Merece la pena el moverse por tus sueños, no te pares.

Para lograrlo o simplemente intentarlo, planificarse es una de las claves para no quedarse parado.

Escribe a dónde quieres llegar y cómo

Una vez que has identificado a dónde quieres llegar y todas las cosas que tienes que hacer para llegar a ese punto, es conveniente que lo escribas en un papel o en tu ordenador si prefieres.

El siguiente paso es utilizar alguna herramienta de calendario que te permita ir asignando tiempo a esas actividades que has identificado y que tienes que hacer para lograr tu sueño.

Hoy en día tienes muchas apps o programas que te pueden ayudar en la tarea.

No hace falta que te compres aplicaciones profesionales de gestión de proyectos como un Project o similar.

Puedes usar herramientas gratuitas y simples como el calendario de Gmail o cualquiera otra de aplicaciones de correo y calendario.

Planificar significa también replanificar, y más en un timemillionaire o prejubilado que no tiene que rendir cuentas más que a sí mismo y no a un jefe.

Seguramente te van a salir circunstancias que te impedirán en un momento dado dejar de hacer lo que tenías previsto.

Prioriza y replanifica si es necesario

No pasa nada, lo importante es que replanifiques de nuevo lo que querías hacer, bien sea llevando a otro momento lo que tenías pensado hacer determinado día.

O mejor, y si puedes, hacer lo que tenías pensado hacer en el día pero en otro momento, postergando otras cosas menos importantes.

Esto es lo que se llama priorizar.

Priorizar al igual que cuando trabajabas, supone identificar y distinguir lo importante y lo urgente.

Lo que tu quieres lograr es importante para ti y tienes que encontrar el momento para hacerlo sí o sí.

Te van a salir cosas urgentes a las que precises dedicar tiempo y distraerte de las importantes que tenías planificado.

Lo esencial, es que en estas cosas urgentes sepas discriminar las que son importantes de las que no, dejando sin hacer las urgentes pero no importantes.

Bueno, seguramente esto es un lío entenderlo sin poner un ejemplo.

Si para ti es importante pongamos por caso, salir a correr todos los días porque quieres correr una maratón, hazlo.

Imagina que un día te sale algo urgente como puede ser quedarte en casa para recepcionar  un paquete.

Lo que tienes que ver es que no te tienes que dejar llevar por urgencias poco importantes que no son tales y dejarte llevar por ellas abandonando lo que realmente quieres hacer.

Deja el envío, que ya habrá una forma de recogerlo en otro momento.

Esto liga con la idea de que realmente hacemos lo que queremos.

Tenemos que buscar en nosotros mismo qué es lo que queremos y ser disciplinados en buscarlo con toda nuestra energía.